¿Cómo volver a iniciar después del Covid?: Un nuevo reto para las emprendedoras

29 junio, 2021
301
Views

Por Sonia Morffi

El COVID-19 ha transformado al mundo de una manera innegable. Sus estragos y consecuencias negativas para la economía tampoco han dejado indiferentes a las emprendedoras, quienes han tenido que enfrentarse a un nuevo desafío: reiniciar después la emergencia sanitaria. Incluso, curiosamente el tiempo en el que comenzó la pandemia también marcó el congelamiento de muchos proyectos relacionados con la igualdad de género.

Mujeres emprendedoras.

Por ejemplo, en el 2020 se cumplía el aniversario número 25 de la Plataforma de Acción de Beijing, la cual ha dado visibilidad mundial a las mujeres en materia de derechos humanos y su reivindicación. Pero hace falta indagar en primera instancia sobre cómo el COVID-19 ha repercutido en los emprendimientos de las mujeres, para así comprender cómo retomar a los mismos de una manera exitosa.

El impacto del Covid en las emprendedoras

El emprendimiento puede ser descrito como un camino de obstáculos que será complicado transitar. Tanto hombres como mujeres se deben enfrentar a una serie de impedimentos que lograrán dificultar el cumplimiento de sus metas. Metas que parecieron mucho más lejanas con el panorama mundial y cómo de pronto el contacto social debió ser radicalmente impedido.

Mujeres emprendedoras.

Aun así, ante esta situación de emergencia si un sector de las personas emprendedoras fue especialmente afectadas, ese fue el de las mujeres. En América Latina, las mujeres emprendedoras comparten ciertas desventajas que no hicieron más que sumarse a la avalancha que representó los brotes de Coronavirus.

Por ejemplo, la violencia estructural ha impedido que las mujeres accedan a la financiación y fuentes claves, como son el caso de los fondos de capital de riesgo o el capital semilla. Que las mujeres se inclinen a financiar sus proyectos con sus recursos personales o los de amistades, solo acentuó las debilidades de este modelo. Eso en una economía agonizante y en donde el desempleo marcó días oscuros para millones de personas alrededor del mundo.


También las estrictas normas de confinamiento, evitaron que las redes de contacto tradicionales pudiesen establecerse. Las reuniones con más socios o clientes debieron ser canceladas, y en cambio tuvieron que transportarse a las plataformas digitales por completo.

Se trató de un cambio de dinámica sorpresiva y brusca, que muchas emprendedoras no supieron cómo manejar de manera adecuada. Lo inesperado y rápido que acontecieron todos estos cambios, pudieron derrumbar los emprendimientos más jóvenes y hasta hacer tambalear a aquellos con una mayor experiencia.

Tampoco debe olvidarse que la conciliación de la vida familiar y profesional desde casa generó más conflictos. Aquellas madres que dejaron de tener el apoyo de las escuelas o demás actividades recreativas para sus hijas e hijos, debieron ceñirse a la falta de horas libres y convertirse en maestras temporales de medio tiempo con las clases virtuales.

¿Puedo comenzar de nuevo con mi emprendimiento?

Todos los factores anteriormente mencionados conforman la realidad de miles de millones de emprendedoras. Lo que pareciese ser una lista de impedimentos que nunca finalizará. No solo la desproporción de ventajas repartidas entre hombres y mujeres debido al contexto social e histórico presente, sino que además se suma el duro golpe que implicó una pandemia de proporciones aterradoras.
Al analizar con detenimiento los motivos por los que algunas mujeres decidieron dar una pausa a sus proyectos, decidieron desistir de ellos o continúan con resultados pobres, ya que la desmotivación es una conclusión muy comprensible.


Las mujeres han llegado a una curva económica en desventaja, y por ende su capacidad de recuperación es débil en un porcentaje considerable. Menores ganancias, pérdida de clientela, disminución en los ahorros y el factor emocional también grandes consecuencias a nivel personal.

Lamentablemente tener a un ser querido enfermo o que haya fallecido a causa del COVID-19 se ha vuelto una normalidad. Por lo que como es lógico, su cuidado y los estragos psicológicos que producen una partida inesperada, genera estrés, ansiedad, depresión y desesperanza. Es como si no hubiese una luz al final del túnel considerando todas las trabas presentadas, pero la hay.

Consejos esenciales para la reactivación de tu emprendimiento

En las crisis, las grandes oportunidades nacen. Esta línea ha sido tomada muy en serio por dueñas de negocios que han desarrollado herramientas estratégicas para adaptarse a la nueva normalidad. No es extraño escuchar historias de emprendedoras que después de haber perdido sus trabajos a causa del decaimiento de la economía, han buscado reinventarse solas o en familia. Esta situación tiene una razón de ser.

Elaboración de mascarillas, servicios a domicilio, trabajo remoto desde sus hogares, las maneras de continuar con un emprendimiento o adaptarlo están allí. Solo hace falta motivación, aprender cómo y no dejarse desanimar. Poco a poco se están levantando las restricciones del COVID-19 gracias a las jornadas masivas de vacunación, por lo que si se disminuyó el nivel de producción o se paralizó en estos meses, es tiempo de retomar las actividades.

¿Cómo retomar las actividades? Aquí te compartimos algunas recomendaciones para planificar con acierto un retorno exitoso para tu emprendimiento.

Realiza un diagnóstico sincero sobre tu emprendimiento

Es primordial ser sincera contigo misma y comprender en cuál situación se encuentra tu emprendimiento. Los diagnósticos son esenciales para conocer de dónde se debe partir y cómo hacerlo con la suficiente fuerza como para no desanimarse.

Mujeres emprendedoras.

La situación financiera debe ser comprendida a fondo y conocer cuáles son las posibilidades que esto podrá conllevar o cuáles podrá bloquear. Asimismo es importante revisar aquellas obligaciones y compromisos que quedaron pendientes con los proveedores o el personal, de tenerlo.

Retomar actividades implica una oportunidad como ninguna otra, sin embargo, también lo hace de recortes y adiciones vitales. Los gastos deben ser optimizados, quizás han dejado de ser necesarias ciertas actividades pero la inversión en los protocolos de seguridad, se han posicionado en el primer lugar de la lista de prioridades.

Si se tiene por ejemplo una pequeña tienda, debe invertirse en dispensadores de alcohol en gel o termómetros digitales. Si se tiene un negocio de comida casera, el uso de mascarillas es un ritual que no debe ser evitado.

Crea un plan nuevo para avanzar

Los emprendimientos de mujeres no pueden ser analizados de la misma manera que hace tres años. La razón es porque simplemente no vivimos en el mismo mundo de hace tres años. Vivimos en un mundo lleno de nuevas restricciones, en donde las grandes aglomeraciones deben ser evitadas y en donde las pruebas PCR son una norma al viajar en un avión.

Todo ello conlleva a que sea necesario reinventarse y adaptarse de manera que esta entrada al mundo del emprendimiento sea exitosa. Para eso necesitas crear un objetivo, así como evaluar las condiciones del mercado y cuáles son esas oportunidades que ofrece.

Por ejemplo, muchos negocios pequeños trabajan solo con un límite de personas o en un límite de horarios para evitar las grandes concentraciones. Lo que ha llevado a que un trato más personalizado sea el resultado. Lo ideal es encontrar las ventajas en las limitaciones.

Lo mismo ha ocurrido con el auge de los artículos de desinfección. Anteriormente no era un obligatorio el desinfectar cada superficie tocada, hoy en día prácticamente lo es y con esmero. Ha nacido un público que no disminuirá con facilidad.


Ten como prioridad innovar

Los canales digitales de por sí eran un requisito para la ventas, para aumentarlas y diversificarlas, pero las compras online incrementaron de una manera asombrosa en los últimos meses a causa del confinamiento.

Es ingenuo pensar que la digitalización es estática, es decir, que no evoluciona o se mueve de sitio, porque es todo lo contrario. Así que las emprendedoras necesitan tener una presencia en línea constante y que sea eficiente.

Que ayude a sentir a sus potenciales clientes más cercanos a estas, y que motive las alianzas comerciales. Es algo que puede ser trabajado tanto por las páginas web como por las redes sociales. También es necesario tener presencia en diversas aplicaciones de entregas a domicilio por ejemplo. Mientras más sitios se ofrezcan para llegar al servicio o producto que se tenga, será beneficioso.

La visibilidad necesita ser la mejor, lo mismo ocurre con el facilitarle la compra al consumidor final. Es un aspecto que no puede ser olvidado. Por igual, que podrá ser muy divertido si se investiga y enfoca de la manera indicada.

Como muestra, ofrecer nuevas formas de todo tipo de pagos u ofertas o promociones por número de compra o fechas especiales, son aciertos que incentivarán las ventas.


Capacítate

¿Cómo se aplicarán las herramientas adecuadas para posicionar tu negocio en el presente si desconocen de estas? En este caso la capacitación es muy importante para las mujeres emprendedoras. Las herramientas de gestión empresarial están en la capacidad de incrementar el tamaño de los negocios con facilidad.

Asimismo la capacitación logrará ver con ideas frescas y bien desarrolladas las oportunidades de negocio. Debes tomar en consideración que todo cambia de acuerdo al cristal con el que se mire, por ende, teniendo de tu parte la información necesaria, una visión más clara será lo que se tendrá.

Hay tanta teoría que aprender en los pequeños negocios, que algunas veces se ignora su valor práctico. No obstante, hacerlo será rechazar una oportunidad como ninguna otra. Como emprendedora podrás aprender más sobre la administración de cuentas, planes de ahorro, elaboración de flujo de caja, todos estos tópicos sirven para elevar ventas. Al igual que para dar más solidez a un negocio.

En el caso del mundo postCOVID, la capacitación se centra considerablemente en la prevención y en el actuar en tiempos de crisis. Si pensamos que no se tienen fechas definidas sobre cuándo se podrá volver a la normalidad absoluta, será un tema con el que se deberá lidiar por los siguientes años.

 

Article Categories:
Business · Empowerment · Inspiration · News

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *