El mundo esta lleno de emprendedores

18 enero, 2022
293
Views

El mundo está lleno de emprendedores

Iniciar tu propio negocio es un tema preocupante y riesgoso, sobre todo para aquellos que deciden emprender en la incertidumbre de si su idea alcanzará el éxito o no. Para poder evaluar los resultados correctos, se tiene que conocer por lo menos los puntos importantes que todo emprendedor debe de saber. Lo que debemos conocer es que 1 de cada 18 personas decide o asume el riesgo de tener su propio negocio, incluso 2 de 3 personas piensan que emprender es la mejor idea que se puede tener, pero antes de seguir adelante, conozcamos los 5 puntos por los que se decide emprender:
  1. Dinero.
  2. Flexibilidad al ser sus propios jefes.
  3. Control sobre las decisiones.
  4. Poder elegir el equipo con el que desean trabajar.
  5. Dejar una huella en el mundo.

 

Es necesario estar conscientes de que existe la posibilidad de no obtener los resultados deseados. Se ha demostrado que el 90% de las startups fallan en su creación o mueren al poco tiempo de haber visto la luz y eso se debe a que:

  • Su idea no tiene un mercado y no resuelve o crea una necesidad.
  • Falta de liquidez para continuar.
  • No se cuenta con el equipo correcto.
  • Existe demasiada competencia en el mercado.
  • Problemas de costo-precio.

Ahora que conoces cuáles son los errores más comunes, intenta no cometerlos y ten en cuenta que los fracasos no deben ser vistos como una experiencia negativa, sino todo lo contrario. Cuando se habla de emprendedores, siempre es común que pensemos que son personas jóvenes. Sin embargo, no es así. Un estudio realizado en los Estados Unidos, por el Instituto de Massachusetts (MIT), dio a conocer que la edad promedio de un emprendedor es de 45 años.

 

 

Dependiendo de la idea que se está llevando a cabo, todos los emprendedores tendrán ventas, gastos, inversiones y necesidades distintas. Sin embargo, es necesario contar un plan de negocios que les permita ver si están avanzando por el camino correcto. Los emprendedores están en constante aprendizaje y todo los días descubren algo nuevo. Muchos de ellos cuentan incluso con su biblioteca personal y se han dedicado a cultivar su intelecto para poder seguir hacia adelante en este mundo del emprendimiento. Es probable que muchos emprendedores hayan tenido que aprender un poco de marketing, finanzas y relaciones públicas para poder adaptarse al entorno.

1. Dinero.

La mayoría de las personas piensa que al emprender tendrá más dinero o que mejorará su liquidez financiera. Sin embargo, emprender no es barato. Primeramente porque son muchos los recursos necesarios para levantar un negocio innovador. Principalmente, se necesitan recursos financieros y tiempo. Y el tiempo sigue siendo oro.

2. Flexibilidad al ser sus propios jefes.

Ser el encargado de nuestra propia empresa no significa que tengamos que hacer todo lo que queramos. También debemos respetar las reglas que hayamos definido para el resto del equipo. Incluso deberíamos definir nuestro propio horario de trabajo. También es necesario fijar un sueldo para nosotros mismos, de esta forma tendremos un mejor balance de nuestro empresa y evitaremos recibir tomar más o menos dinero de la cuenta.

3. No se cuenta con el equipo correcto.

En vista de ser un camino difícil, muchos emprendedores dicen seguir hacia adelante con la mejor compañía. Para tener un equipo exitoso es necesario contar con personas cuyos intereses sean similares a los nuestros y que sobre todo posean un espíritu emprendedor. Primeramente, el equipo exitoso comparte la misma idea y tiene las metas claras. Comienza buscando atacar una necesidad en el mercado, de esta forma se garantiza el éxito.

4. Existe demasiada competencia en el mercado.

El calentón del emprendedor, que le lleva a creer que su idea es buena sin contrastarla y la creencia de que las investigaciones de mercado son caras están detrás de esta cruda realidad. En un mercado que funciona como competencia perfecta (de acuerdo a la microeconomía), un aumento de la demanda lleva a los productores a aumentar sus precios de venta de sus productos, para poder también aumentar su nivel de producción. No te obsesiones con medir la intención de compra, no te obsesiones creyendo que tu idea es muy buena. En realidad, no va a ser lo que determine tanto el éxito o el fracaso de tu futuro negocio. Lo que debes analizar en tu investigación es si tu negocio es relevante, si es diferente, y si además lo ofreces a un precio competitivo en un mercado con productos y servicios muy similares.

5. Problemas de costo-precio.

Se emprendedores nos permite crear nuestro propio horario y reglas. Además de que  podremos elegir a nuestro equipo de trabajo y crear un entorno más armonioso. Para emprender no se necesita nada más que creer en nosotros mismos, contar con el equipo adecuado y hacer aquello que nos apasione. La ultima variable es asegurarte de que tus precios son competitivos. Ello no implica necesariamente ser más barato. La ecuación que apuntan los expertos es que tú puedes ser más caro, pero solo si eres relevante y diferente, esa gente va a pagar por ti. Básicamente es eso. Cubrir una necesidad de mejor forma que se está haciendo: ser diferente. Casi todas las innovaciones en productos y servicios empiezan porque son diferentes. Satisfacer una necesidad nueva es muy complicado en marketing, porque casi todas están satisfechas. Tienes que proporcionar algo diferente.

Pero ¿cuál es tu motivación para emprender?

No debes de dejar que sean las circunstancias las que te obliguen a emprender. Necesitas un motivo para emprender, pero también mucha motivación, es decir, ilusión, voluntad, ganas, deseo de emprender.

Con motivación te será más fácil emprender, pues no desfallecerás a la mínima, ya que te encontraras con muchos retos que difícilmente podrás superar.

Sin motivación necesitaras de mucha suerte.

Como dijo Steve Jobs “En los últimos 33 años, me he mirado al espejo todas las mañanas y me he preguntado: ‘¿Si hoy fuera el último día de mi vida, querría hacer lo que voy a hacer hoy?’ Y cuando la respuesta ha sido ‘No’ durante demasiados días seguidos, sé que necesito cambiar algo”. De aquí es de donde le venia parte de la motivación a Steve, de hacer algo que le motivase, que le incitase a la acción, al cambio de conducta. 

Así que recuerda que si quieres emprender con éxito, necesitas tener mucha motivación para hacer lo que quieres hacer, pues es la única forma de que puedas superar los imprevistos que te surjan por el camino.

 

Article Categories:
Business

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.