Alerta en EU por muerte de 13 personas y registro de 805 enfermas por vapeo con cigarro electrónico

27 septiembre, 2019
2
Views

Por Ana Lilia Cortés

Corresponsal en Estados Unidos

Como un balde de agua fría ha caído la noticia a las personas consumidoras de los supuestos inofensivos y sanos cigarrillos electrónicos con los que se practica el vaping o vapeo, luego de que el Departamento de Salud Pública de los Estados Unidos lanzara una alerta para evitar su uso, tras revelar que dichos productos causan el desarrollo de enfermedades pulmonares potencialmente mortales.

La alarma se puso en rojo tras la primera muerte confirmada por ese motivo, y tras elevarse a 13 el número de víctimas en Estados Unidos, asociadas con el uso de estos dispositivos electrónicos que daban la sensación de ser menos tóxicos que los cigarrillos tradicionales; hasta el momento se han registrado al menos 805 casos en 46 estados del país y con esta situación las autoridades estadounidenses de salud reconocen que el problema es sumamente grave, y alcanza niveles de epidemia.

Y es que desde que se pusieron de moda estos dispositivos, muchas personas adictas al cigarro tradicional al tratar de vencer su adicción a la nicotina echaron mano del vapingSin embargo, la cifra de muertes a causa de esta práctica aumenta cada día, por lo que con dicha alerta se intenta evitar el uso de dichos cigarrillos electrónicos hasta que se logre determinar cuál es el ingrediente que causa tan severa enfermedad pulmonar. 

Además, en esta última semana de septiembre, Los Ángeles, California se ha convertido en la jurisdicción más grande del país en prohibir la venta de cigarrillos tradicionales y electrónicos de sabores.

En este sentido, en un intento de frenar la ola de enfermedades derivadas del uso de estos cigarros electrónicos, que provocan enfermedades pulmonares graves, principalmente en jóvenes, la Cámara de Representantes del Congreso en Washington  D.C. y el Subcomité de Supervisión e Investigaciones trabajan en audiencias en donde recopilan testimonios de médicos especialistas de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) y del Centro de Control de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, con la intención de esclarecer esta problemática de salud.

Temen que el problema sea agrave, ya que según estudios e investigaciones realizadas por el gobierno de Estados Unidos indican que el uso continuo por un día de esos equipos, equivale al consumo de una cajetilla de cigarros tradicionales.

Además, estiman que cinco millones de adolescentes en el país usan esos dispositivos, y según estadísticas, uno de cada diez estudiantes de preparatoria fuma cigarrillos electrónicos

.

Incluso estudiantes de secundaria los usan, atraídos no solo por la gran variedad de sabores, sino también por sus novedosas y discretas presentaciones, lo que ayuda a que pasen desapercibidos para padres y maestros, debido a que los fabrican en forma de cargadores, plumas, y hasta tarjetas USB o flash drive y sean difícil de identificar.

 

Por ese motivo recomiendan a madres, padres de familia o tutores estar alerta ante esta problemática, ya que al no visualizar cigarrillos electrónicos como tales, es importante supervisar en espacios cerrados como en casa y detectar aromas artificiales de frutas, caramelo y hasta palomitas de maíz, que en muchos de los casos, coinciden con cambios en la conducta de sus hijas e hijos, como por ejemplo, el aumento de altibajos emocionales, irritabilidad, ansiedad e impulsividad.

Lamentablemente, las consecuencias de usarlos son más graves que los cambios de conducta, debido a la que en un inicio fue denominada la misteriosa enfermedad empezó a ser reconocida como intoxicación generalizada, la cual que se manifiesta en un principio a través de repentinos dolores de cabeza o náusea, al punto de necesitar hospitalización tras registrarse graves afecciones en los pulmones, capaces de causar la muerte.

Cuando no habían determinado qué ocurría, los médicos especialistas primero descartaron que se tratara de una enfermedad infecciosa;  sin embargo, tras semanas de investigaciones y ante la cascada de nuevos casos, investigan con carácter de urgente el origen de los padecimientos, que podrían estar vinculados a un compuesto químico contaminado, el cual han asociado lo mismo con un aditivo con vitamina E, que no está autorizada para usar en inhalación, hasta ciertos aceites cannábicos psicotrópicos derivados de la mariguana, vendidos ilegalmente. 

  • El dato: El líquido de los cigarrillos electrónicos contiene, además de nicotina, sustancias como propilenglicol o glicerina vegetal, ingrediente que también son usados como solventes.

Mientras encuentran la causa, médicos especialistas reiteran la advertencia de peligro mortal que esas sustancias pudieran llegar a causar, y piden no utilizar esos cigarrillos electrónicos o dispositivos para practicar el vaping o vapeo, al no contar con la certeza de las reacciones del organismo ante los químicos que se inhalan ya que el daño podría ser irreversible.

Lo que está claro es que el anzuelo atrapa en la adicción provocada por el vapeo, y enferma más rápidamente a personas, con frecuencia jóvenes presuntamente sanos, que llenan las salas de emergencias afectados por un peligroso y muy grave daño respiratorio. 

¿Y qué es vapear o el vaping?

Ambas hacen referencia a una palabra derivada de la palabra vapor, y en la práctica se produce al ingerir nicotina, el alcaloide adictivo presente en el tabaco, que en este caso puede ser consumida en aparatos que utilizan baterías para calentar nicotina líquida, hasta convertirla en un vapor inhalable junto con otros ingredientes.

 

Así de sencillo es que como estos productos resultan ser un vía directa a la adicción de la nicotina, en donde las campañas de publicidad han jugado un papel muy importante grado al persuadir a un gran número de jóvenes vapeadores, donde se simula que es una práctica sana ya que se supuestamente se consumían niveles muy bajos o nulos de nicotina y otros químicos que los cigarrillos tradicionales contienen.

La advertencia está hecha. Las autoridades estadounidenses continúan la investigación exhaustiva, y empiezan a tomar medidas. Sin embargo hay exfumadores que se oponen a la decisión de prohibir los cigarrillos electrónicos, porque aseguran que al menos 15 millones de personas han dejado de fumar gracias al vapeo. Otra razón de la oposición a la prohibición, la representan millonarios intereses económicos.

Así es la cruda realidad

Los cigarrillos electrónicos que irrumpieron en el mercado estadounidense en el año 2007, en 2015 alcanzaron cifras globales en ventas de 7 mil millones de dólares. Se calcula que en el 2019 las ventas estarán por arriba de los 24 mil millones de dólares, así que el millonario negocio del vapeo está muy lejos de desaparecer.

Si acaso regularán la publicidad de los cigarrillos electrónicos para así evitar que las y los adolescentes tengan mayor accesibilidad a estos productos que minan su salud a temprana edad. Sin embargo, seguirán al alcance de quienes se han convertido en personas adictas a la nicotina, atrapadas en la adicción, a pesar de saber que al fumar o vapear, se desprende una compleja mezcla de químicos nocivos que provocan alteraciones en las células, lo que está altamente relacionado con el 30 por ciento de los casos de cáncer, o graves enfermedades pulmonares como las que investigan los médicos especialistas en el tema, aunque en este caso, el asesino ahora es electrónico.

Article Categories:
Especiales · News

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

The maximum upload file size: 128 MB. You can upload: image, audio, video, document, spreadsheet, interactive, text, archive, code, other. Links to YouTube, Facebook, Twitter and other services inserted in the comment text will be automatically embedded.